La nueva tendencia en los tratamientos de belleza es la utilización de los taninos para rejuvenecer y cuidar la piel. Por ello vamos a explicar de la forma más detallada porqué los taninos son buenos para salud de la piel y de nuestro organismo.
 
Los taninos son muy fáciles de identificar por la sensación de aspereza y sabor amargo que provocan en la lengua y las encías. Suelen estar en concentraciones muy altas en la fruta verde, ya que a medida que madura su concentración disminuye o se enmascara por el sabor dulce.
 
¿Qué son los taninos? 
Los taninos son sustancias polifenólicas presentes en gran número de plantas producto del metabolismo secundario. Su carácter hidrosoluble permite que sean de fácil extracción y de utilidad en la industria química y farmacéutica.
 
La importancia de los taninos en el mundo vegetal es su capacidad para proteger a las plantas contra las heridas que sufren y también de ataques de depredadores, ya que los taninos resultan ser tóxicos para microorganismos o algunos herbívoros porque no los pueden digerir.
 
Propiedades de los taninos:
  • Astringentes: retraen los tejidos y producen una acción cicatrizante, antiinflamatoria y antihemorrágica.
  • Antiinflamatorias: disminuyen la inflamación de los tejidos.
  • Hemostáticas: forman coágulos para detener una hemorragia.
  • Antisépticas: impiden el desarrollo o mata a los microorganismos que causan infecciones.
  • Tonificantes: vigorizan, endurecen y fortalecen la piel.
  • Antioxidantes: protegen a las células contra los radicales libres (los radicales libres incrementan el riesgo de enfermedades degenerativas como el cáncer, enfermedades cardiovasculares y producen el envejecimiento prematuro de la piel).
  • Cicatrizantes: aceleran la curación de las heridas porque los taninos se unen con las proteínas y crean un medio seco (costras) que impiden el desarrollo de bacterias.
 
Los alimentos ricos en taninos en cantidades excesivas pueden reducir la absorción de nutrientes como el hierro, calcio, cobre o proteínas y ser causantes de carencias nutricionales. Por ello las personas con anemia ferropénica no pueden abusar de las bebidas y alimentos ricos en taninos.

jabones de algarroba
 
Tratamientos de Belleza con Taninos: actualmente el tratamiento de belleza donde se aplican las propiedades de los taninos de una forma directa es la vinoterapia, pero también es posible encontrarlos en cremas, envolturas, baños o en la chocolaterapia.
 
Por su alta concentración en taninos (10/18%), la algarroba es un alimento excelente para cuidar y rejuvenecer la piel. En uso externo es un potente cicatrizantecura granosespinillaseccemas y reduce la grasa de las pieles que la tienen en exceso, pero los taninos también actúan de una forma interna, ya que al ser ingeridos nuestro organismo se beneficia de todas sus propiedades.
 
Belleza con Algarroba: si queremos una piel tersa, tonificada y sana, comer algarroba de forma habitual y utilizar jabones de algarroba para la higiene personal nos ayudará a tener una salud y belleza interna a la vez que externa.
 
Los jabones de Algarroba que tenemos en Caroubé dejan la piel extra suave. Están elaborados con una alta concentración de aceites vegetales de primera calidad que cuidan, curan, hidratan, suavizan y nutren la piel con diferencia a otros jabones naturales.